wwww.paztotal.org
Sentirnos culpables por nuestros hijos.

Leido 456 Veces

Reflexion (Paz Total)

Que prediques el mensaje, y que insistas cuando sea oportuno y aun cuando no lo sea. Convence, reprende y anima, enseñando con toda paciencia. 2 Timoteo 4:2

El hijo quien estaba descarriado miró fijamente a su madre y le dijo; todo lo que me está pasando es culpa tuya, tú eres la responsable de lo que yo soy. La madre miró fijamente a su hijo y le dijo; querido hijo desde que naciste te he amado, te eduque de la manera mejor que yo pude, te di lo que podía darte e hice mi mejor esfuerzo, cometí errores en tu crianza y falle en muchas cosas, y lo mas que puedo decirte es; que lo siento mucho, pero te enseñé a ser un hombre y a tomar decisiones correctas para tu vida, y desde que tienes uso de razón tú tienes el control de tu vida, así que el único responsable de tus acciones eres tú. Conoces lo bueno y lo malo, así te enseñé querido hijo, te di amor, te di tiempo, aunque quizás haya sido poco, pero invertí bastante en ti, y sobre todo te mostré el camino que tú tenias que recorrer por ti mismo, yo también fui joven y cometí errores pero ahora es tu turno de asumir tu responsabilidad en la vida, así como yo la asumí contigo. Yo no soy culpable, ni responsable de tu conducta, ni tus decisiones, solo tú lo eres. Así que sé un hombre y actúa en consecuencia de tus propias decisiones. Lo peor que puede hacer un padre es sentirse culpable por las circunstancias en que los hijos se encuentren basado en sus propias decisiones, cada quien es responsable de lo que decide, si usted educó a su hijo para el bien, le dio buen ejemplo, le dedicó tiempo a enseñarlo y a mostrarle el camino correcto y este hijo tomo otro rumbo, ya esa es su decisión y cosechara conforme a lo que el mismo sembró. Ya no depende de usted, ni es su culpa, ni mucho menos su responsabilidad. Hay muchos padres que se lamentan por la situación en la que hoy sus hijos están, y muchos nos culpamos diciendo que fallamos, pero cada quien toma sus propias decisiones, yo en lo personal no creo que usted haya incitado a su hijo a embarazar a su novia, ni lo haya llevado a robar, o a manejar emborrachado y ahora al estar en sillas de ruedas es su culpa. Todos somos responsables de nuestras acciones, Dios mismo coloca en nuestra vida la oportunidad de elegir el camino que quieres tomar, si eliges el malo, no es culpa de Dios, es tu culpa, tu decisión, y en base a tu elección recibirás tu recompensa. Aliéntate querido padre o madre y levanta la frente, si fallaste en el pasado aun estas a tiempo de pedir perdón, y si tu hijo persiste en culparte ya esa es una excusa para quedarse allí y no avanzar, pero incluso si fuiste el peor de los padres y estas arrepentido entonces ofrece tus disculpas, la pelota está en manos ahora de tu hijo, que decidan ellos jugar.

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 09-Oct-2017