wwww.paztotal.org
El regalo despreciado

Leido 813 Veces

Reflexion (Paz Total)

Id, por tanto, a las salidas de los caminos, e invitad a las bodas a cuantos encontréis. Mateo 22:9

Los seres humanos no sabemos valorar las cosas valiosas, generalmente ponemos nuestra vista en las cosas menos importantes, sin darnos cuenta que estamos desperdiciando lo verdaderamente valioso, recientemente hicimos un evento de restauración matrimonial, considerando que el matrimonio es un tesoro y que es la institución más completa y la primera diseñada por Dios, y deberíamos invertir en el, ya que un matrimonio desecho resulta en hijos traumados, personas destruidas, etc., Esto nos hace saber que debemos invertirle más al matrimonio que a otra cosa, considerando todo esto programamos este evento con bastante tiempo de antelación, un solo día, comida incluida, todo pago, invitamos a mas de 50 parejas y aunque muchos dijeron que si, llegando el día del evento muchos empezaron a cancelar, sin tomar en cuenta la planificación, que ya estaba lista por cada pareja y se había pagado una suma alta por ellos, no tomaron en cuenta los invitados que vinieron de lejos a enseñar, que ese programa fue diseñado para ayudar a su relación, y darle esperanza y herramientas a los hogares. Las excusas eran diversas, algunos dijeron; estamos cansados de la semana, otros dijeron; en otro momento tengo que bañar a los perros, otros dijeron; nos toca trabajar, otros apagaron el teléfono y otros simplemente decidieron no ir por qué no tenían dinero, lo extraño era que ya estaba todo pagado, todo preparado y listo, sin embargo al final solo asistieron menos de veinte parejas, menos de la mitad, pero esas pocas, se llevaron una enorme bendición. Dios para nosotros ha preparado una gran cena, la cena de las bodas del cordero, y también nos ha invitado a todos, con todo pago hasta la ropa que hemos de usar, sin embargo muchos hoy se niegan en ir a Jesús, por mil excusas, pero dichosos los que aceptan ir al señor cuando son llamados, disfrutarán de esa gran fiesta que no tendrá fin y de una recompensa eterna. Debemos invertir tiempo y esfuerzo en lo que más vale y dejar de preocuparnos por lo menos valioso.

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 10-Oct-2017