wwww.paztotal.org
Donde esta Dios cuando más lo necesito?

Leido 136 Veces

Reflexion (Paz Total)

Y cerca de la hora novena, Jesús exclamó con gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Mateo 27:46

Te has sentido en algún momento de tu vida tan solo que hasta puedes creer que Dios te ha abandonado? El relato bíblico nos muestra que Jesus el hijo de Dios cuando estaba colgado de esa cruz, con clavos en sus manos y en sus pies, e inclinado en la cruz y con el esfuerzo mortal de afianzarse en los clavos para poder levantarse un poco y poder respirar, exclamó; Dios mío, Dios mío, porque me has desamparado? El señor sintió que su padre no estaba con él, en esa hora de tan profunda prueba y gran dolor, esto nos muestra que el sufrimiento de Jesus como hombre fue real, que el dolor era tan intenso como ningún hombre ha sufrido jamás, ya que todo el ejercito de Satanás estaba luchando con todo su poder para destruir al salvador del mundo, y el propósito de todas esas artimañas y pruebas contra Jesus era llevarlo a desconfiar de su padre, y a sentir la necesidad de huir y de rendirse, y aunque Jesus sufrió demasiado, y el temor y la preocupación le acompañaron, se mantuvo fiel a su padre, a su voluntad, a pesar de que en ese momento se sintió solo y abandonado. Cuando adaptamos esta situación a nuestra vida, puede ser que en algún momento de la historia estemos en esta misma situación, porque déjenme decirles que es de verdad muy fácil ser fiel a Dios cuando todo marcha bien, cuando todo esta bueno, es muy fácil ser fiel, de hecho es más fácil ser leal a Dios cuando nuestras neveras están llenas, cuando nuestra economía es prospera y cuando todo va de bien a mejor, sin embargo solo cuando perdemos todo, es cuando realmente se conoce de que está hecha nuestra fe, si confiamos en Dios o no, esto lo conoce el diablo perfectamente, y por eso usted ve que muchas personas en la prueba es cuando se separan de Dios, es cuando deciden otra opción y se rinden o se traspasan al bando enemigo tan solo para evitar el dolor. Pero mantenerse de pie en las pruebas, solo demuestra donde esta puesta tu confianza, y la confianza en Dios no es algo que abres en el último momento, como última alternativa. Como; “en caso de emergencia busca a Dios”. Todo lo contrario, la confianza en Dios es el resultado de una comunión diaria, de una relación personal con el creador, en los momentos buenos como en los menos malos, es decir en tiempos de paz, de ser así la relación crece para que cuando lleguen los momentos malos que nunca esperamos estemos afianzados en el señor y no tengamos de que temer. Jesús en la cruz se sintió solo pero continuo adelante con la misión que su padre le había encomendado, es probable que usted y yo también no sintamos separados de Dios y solos también. Pero aun así y a pesar de, debemos seguir confiando en Dios. No es fácil, seguro que no, pero cuando conocemos a ese Dios poderoso y grande sabemos que el está allí aunque no pueda sentirlo, y que nos ayudará; si, pero no será hecha mi voluntad o mi deseo, sino la voluntad de él quien sabe más que nosotros. Necesitamos conocerle a él, necesitamos obedecerle y sobre todo confiar en él. Y aun confiando en él debemos tener claro que las cosas que puedan estar pasando en mi vida no van a cambiar porque yo confíe en Dios, sino que tendré la seguridad de que aunque nada mejore, él nunca me abandonará.

Autor: David Cedeño

Fecha de Publicación: 24-Nov-2017