wwww.paztotal.org
Lo mejor que me ha pasado en la vida.

Leido 1111 Veces

Reflexion (Paz Total)

El señor es mi pastor, tengo todo lo que necesito. Salmos 23:1

No hay nada tan difícil para un niño que nacer en pobreza y en necesidad, a pesar de haber nacido en los años dorados según muchos venezolanos quienes manifiestan que Venezuela antes era abundancia, sin embargo no tuvimos el privilegio de disfrutar de esa abundancia sino de la miseria y de miseria extrema, vivir como niño sin un futuro, sin un techo, sin una esperanza y bajo la sentencia de que por ser pobre los jóvenes serán entonces delincuentes en el futuro, y nuestra madre quien no tuvo nunca los recursos económicos, su único y mayor esfuerzo era permanecer fiel a un Dios que ella había conocido en su juventud, y de verdad que nadie quiere escuchar de un Dios que no te ayuda a crecer económicamente, todos queremos prosperidad y éxito, y rechazamos cualquier cosa que nos ate a la miseria, y muchas dudas tuve del amor de Dios al tener que pasar tantas privaciones y necesidades, sin embargo y hasta hoy doy gracias al creador que nos falto todo, pero nunca nos falto su amor, nunca nos faltó su cuidado, y mucho menos su bendición, y de verdad que después de ver hacia atrás, puedo decir con orgullo que el mayor logro de mi vida pasada y presente de lo que más me siento orgulloso es de haber conocido a Dios, sin el mi vida tan solo hubiese sido nada, nos faltó dinero para comprar medicinas pero nunca nos enfermamos para necesitarlas, nos falto trasporte para ir al colegio, pero teníamos el colegio cerca y podíamos caminar, no tuvimos para comprar ropa, pero mi madre la hacía toda, no tuvimos los libros para el colegio, sin embargo no salimos mal en ningún examen, no tuvimos carro propio, pero no tuvimos estacionamiento para guardarlo, no tuvimos un techo propio, pero en muchas casas vivimos y fuimos recibidos con cariño y hasta una bolsa plástica nos protegió de la lluvia, no tuvimos dinero así que nos toco trabajar desde temprano para conseguirlo y le tomamos amor al trabajo, y aunque no tuve un padre, jamás me faltó el buen ejemplo de hombres dignos que formaron mi carácter. Al parecer me falto todo, pero me falto todo lo que no necesitaba ya que tuvimos siempre a Dios y donde el está no falta nada. Hoy puedo dar gracias a Dios porque hasta hoy su mano poderosa nos sigue guiando, nos sigue bendiciendo y amando como nada en este mundo. El que no quiere ver las bendiciones de Dios jamás las verá y se esforzará en conseguir lo que no tiene pero nunca apreciara lo que tiene hoy, es momento de detenerte y ver lo que Dios te ha dado hasta hoy, quizás la esposa o el esposo que tienes no es quien esperabas pero amale es quien está a tu lado, tus hijos quizás no son perfecto como los de los vecinos pero son tus hijos; ámalos como son, quizás te faltaran muchas cosas materiales, pero si puedes leer esto significa que por lo menos no eres ciego y además sabes leer, agradece a Dios y reconoce que no necesitas nada porque él te lo ha dado todo hasta hoy. Mi versión del salmo 23 dice; Si Jehová es tu pastor (tu guía, tu Dios) ya tienes todo y no necesitas, ni necesitaras nada más.

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 13-Dec-2017

Volver