wwww.paztotal.org
Dios siempre sabe lo que hay que hacer y cuando.
Reflexion (Paz Total)

Entonces dijo el SEÑOR a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que se pongan en marcha. Éxodo 14:15

Después de cuatrocientas años de esclavitud por fin el pueblo de Israel pudo salir de Egipto gracias a la poderosa mano de Dios y las señales que hizo en Egipto contra los opresores de quien Dios reconocía como su pueblo, ahora ellos con júbilo y alegría caminaban junto a todo lo que tenían, sus posesiones materiales, sus hijos, sus conyugues, sus familiares y amigos, sentían esa paz y esa ansiedad a la vez de algo nuevo y mejor para ellos, a donde se dirigían? A una tierra desconocida pero que donde según era como un paraíso terrenal, imagínense después de haber sido esclavos por tanto tiempo, ahora tendrían la posibilidad de tener sus propias casas, su propio ganado y transporte, poder cultivar la tierra, ver a sus hijos desarrollarse, hacer crecer la familia y disfrutar de esas bendiciones maravillosas de Dios que al fin habían llegado. Mientras tanto después de haber caminado bastante, su líder Moisés les indicó el camino a seguir y les indicó donde podrían acampar mientras que el mismo recibía mas ordenes de Dios de adonde ir y de qué forma, mientras esperaban había jubilo en sus corazones, el apacible mar rojo frente a ellos reflejaba la luz de la esperanza para un nuevo amanecer, sin embargo no paso mucho tiempo cuando escucharon la algarabía y los desesperantes gritos de temor de algunos de sus compañeros de viaje, y al voltear su mirada al horizonte que habían dejado atrás vieron algo que los paralizó por completo, a la distancia las relucientes armaduras de sus enemigos los egipcios reflejaban la luz del sol y se veían venir hacia ellos la muerte inminente, lo que en un momento parecía una atmosfera perfecta ahora se había convertido en un llanto, dolor y terror colectivo. Todos entendieron que sus vidas estaban a punto de ser perdidas, faraón y todo su ejército venían a la distancia armados hasta los dientes y no con intenciones de hacerlos regresar nada mas, pero, qué hacer? a donde huir? Si al frente ahora tenían el mar rojo y del otro lado los egipcios cabalgaban con toda fuerza, listos para destruirlos. Fue en ese momento donde las agonías aumentaron y todos se prepararon para recibir el castigo final o la muerte, algunos vieron a su líder Moisés y le reclamaron el porqué les hizo ese grande mal, forzarlos a morir y ver a sus hijos morir a manos de sus enojados enemigos, hubiesen preferido ser esclavos por siempre que sufrir ahora más. Pero Dios tenía un plan, no era un plan humano, sino un plan excepcional, ninguno podía imaginar que Dios podía abrir el mar rojo y hacer caminar a una multitud como si fuera una autopista, sin embargo los planes de Dios siempre son maravillosos aunque puedan doler al principio y sobre todo no los podamos entender. La historia todos la conocemos, sin embargo lo que quiero destacar hoy es que Dios siempre sabe lo que hay que hacer y cuando hacerlo, solo nos toca a nosotros confiar en él y permitirle que el haga su propio camino incluso a pesar de nosotros y nuestras propias dudas, pero que siempre será a su manera, no sé en qué etapa del mar rojo estas, cuantos años de esclavitud tienes en el pecado, pero siempre has sido parte del pueblo de Dios y el anhela salvarte, ayudarte y hacerte sentir seguro en sus brazos, quizás no has visto nada aun, a pesar de tu clamor y suplicas no has visto el poder de Dios en tu vida, sin embargo recuerda que Dios sabe cuándo, el sabe los porqués y más que todo el siempre tiene más de un para que, tu trabajo hoy; tan solo consiste en confiar y esperar en él y si tienes mucho temor, entonces aférrate a él más fuerte y cierra los ojos, deja que pelee por ti y te defienda.

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 26-Feb-2018

Volver