wwww.paztotal.org
Confianza y Seguridad en medio de la crisis.

Leido 122 Veces

Reflexion (Paz Total)

Sustenta mis pasos en tus caminos, para que mis pies no resbalen. Salmos 17:5.

Si vemos el panorama a nuestro alrededor no es nada alentador, todo lo que vemos cerca inspira más bien temor, y hasta en muchos puede causar terror, sin embargo y a pesar de lo brutal de la crisis que estemos pasando, o del temor que intente dominarnos, debemos reconocer que nuestra seguridad no depende de nosotros porque somos débiles, sino que precisamente depende de alguien superior, donde no hay debilidad, donde no hay palabra falsa, sino que cada promesa dada por él es genuina y es fiel, poderoso y grande es Dios y todo lo que promete lo cumple incluso a pesar de nosotros mismos. Pero que nos puede alejar de esta maravillosa protección de las manos de Dios? Pues lo único que nos separa de Dios y de su cuidado es la desobediencia, si desobedecemos a Dios el nos deja a nuestra propia suerte, ya que el no negocia con el pecado, ni transige con él, cuando un ser humano, que es considerado hijo suyo, resuelve abiertamente desobedecer sus mandatos, el entonces permite que las consecuencias de nuestras decisiones nos lleguen. Podría sonar cruel cuando hablamos de un Dios de amor, pero el amor y la sinvergüencería son dos cosas distintas, pero la realidad de Dios es que el nos dio el control remoto a nosotros a través del libre albedrio otorgado, esta es la capacidad de decidir por nosotros mismos que hacer, y precisamente para que pudiésemos tener verdadera libertad él nos dio la posibilidad de elegir, sin embargo con esta libertad vinieron dos grandes situaciones, si obedecemos el cuidará de nosotros tal como lo ha prometido; “El que habita al abrigo del altísimo, morará bajo la sombra del omnipotente. Salmos 91:1” pero si decidimos hacer nuestra propia voluntad, lejos de Dios, entonces el nos dejará a nuestra propio rumbo; “Porque yo honro a los que me honran, pero los que me desprecian serán despreciados. 1 Samuel 2:30”. Quieres tener confianza, seguridad y paz aun dentro de la crisis? Obedece a Dios y hónralo en tu vida. Es simple, honra a Dios con tu cuerpo, con tus pensamientos, con tus acciones, con toda tu vida, sujétate a él con todas tus fuerzas, escóndete en él, y obedécele, el entonces cumplirá su propósito y sus promesas en ti. Esta es la clave para recibir las bendiciones, la protección y la seguridad de Dios; la obediencia es la clave.

Autor: David Cedeño

Fecha de Publicación: 09-Apr-2018

Volver