wwww.paztotal.org
Soy un pecador sin remedio.

Leido 173 Veces

Reflexion (Paz Total)

Palabra fiel y digna de ser recibida por todos, que Cristo vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 1 Timoteo 1:15.

Jesus declaró, no he venido a llamar a Justos sino a pecadores al arrepentimiento. Mateo 9:13. Dios en su gran amor por los seres humanos decidió apersonarse al mundo, y venir para hacer algo por los pecadores como yo, llenos de vanidad, de pecados unos peores que otros, pero todos pecadores de igual manera, Jesus vino a un mundo perdido, a una condición humana irremediable, sin embargo el no vino solo para solo nacer como un bebe y morir en una cruz a manos de nosotros los pecadores, sino que el maravilloso acto de su muerte en la cruz, fue la redención para todos, inclusive los mismos que le crucificaron. (El vino a sufrir lo que nos correspondía a nosotros a causa del pecado) Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea no se pierda, mas tenga vida eterna. Al escuchar esto no sientes alegría por estas palabras llenas de aliento? Satanás te dirá repetidas veces, tu eres un pecador, no tienes remedio! Pero puedes contestarle; cierto que soy un pecador; pero Cristo Jesus vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. Testimonios t5, pág. 592. La biblia nos es enseña que aunque nuestra condición sea extrema de pecados, Dios envió a su hijo en una misión de rescate de nosotros, aun siendo pecadores sin esperanza, Dios no vino por los justos, sino por los pecadores, es decir por ti y por mí. Alegrémonos pues por esta noticia, porque nuestro Dios nos ama y nos vino a rescatar a pesar de nuestros pecados, y una vez sabido todo esto ahora nuestra vida, debe ser diferente. Vete y no peques mas, fue la orden dada a la mujer pecadora que llevaron a Jesus que merecía ser apedreada por infiel, pero que Jesus perdonó aunque ella merecía la muerte. Lo mismo aplica a nosotros, acepta el sacrificio de Jesus en la cruz por ti; nuestra salvación, luego obedece el mandato; “si me amáis guarda mis mandamientos”, “vete y no peques mas”, y si en el camino fallásemos?” Abogado tenemos ante el padre, a Jesucristo el justo”.

Autor: david cedeño

Fecha de Publicación: 16-Apr-2018

Volver