wwww.paztotal.org
No cruces la línea!

Leido 73 Veces

Reflexion (Paz Total)

Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia. Deuteronomio 13:19

Según la historia en tiempos no muy pasados los países mas poderosos del mundo, se encontraron frente a frente en una pequeña isla del océano, ambos ejércitos estaban armados con sus grandes barcos y con el dedo puesto en el gatillo, preparados para atacarse, solo esperaban que alguno de ellos cruzase la línea divisora que significaría el inicio de la guerra, sin embargo y gracias a Dios, los buques se detuvieron en la línea divisora y ninguno cruzó la ralla que significaría la declaración de guerra. Afortunadamente solo fue el momento más tenso de la historia pasada. Pero muchos no hemos corrido con la misma suerte, muchos hemos cruzado la línea que nos aleja de Dios y nos coloca en un territorio enemigo lejos de Dios y donde ya a muchos nos ha sido muy difícil volver. La biblia nos narra la asombrosa historia del hombre más fuerte del mundo, su nombre; Sansón, su nacimiento fue un hecho milagroso, una mujer estéril recibió la promesa de un bebe y también las indicaciones de cómo cuidarlo, entre ellas estaban que iba a ser un hombre apartado para Dios, o como es más conocido; nazareo. La alimentación debía ser diferente, su cabello jamás debería ser cortado, jamás debería entrar licor, vino o sidra en su cuerpo, y mucho menos aliarse con los enemigos de Dios. A cambio de su fidelidad Dios lo iba a utilizar como juez en su momento, sin embargo cuando ya fue adulto comenzó a transigir o a cruzar la línea divisora de a momentos, cada día cruzaba un poquito más, primero comenzó a aliarse con los enemigos, luego comenzó a probar las bebidas y alimentos prohibidos, después a salir con mujeres del pueblo enemigo y cada vez se fue adentrando mas y mas en rechazo a las ordenanzas de Dios para su vida. Y cruzó la línea, de hecho varias veces pero luego regresaba a detrás de ella como si nada hubiese pasado, pero con Dios no se juega nunca, y mucho menos el que se mete con el pecado abiertamente puede salir ileso, en su momento de tanto cruzar de un lado a otro termino quedando definitivamente del otro lado y fue así como terminó siendo capturado, torturado y encerrado en un calabozo, y quien en su momento hubiese sido el caudillo de Dios, el más ilustre de su tierra, el gran y poderoso sansón terminó siendo solo una piltrafa humana. No sé cuantas veces puedes haber cruzado la línea de la desobediencia, pero llega un momento en que estamos tan desorientados que no sabemos en qué lado de la línea estamos y cuando abrimos los ojos nos damos cuenta de que quedamos totalmente del otro lado de la misma, y estamos en un punto donde ya no podemos regresar. No cruces la línea jamás que te lleva a desobedecer a Dios, es preferible morir de hambre o de necesidad del lado de Dios que vivir en abundancia sin él. No permitas jamás que tu vida termine como la de Sansón, ciego, humillado y encerrado, sino mantente del lado de Dios aunque los cielos se caigan a pedazos y todo valla en tu contra. No cruces la línea jamás.

Autor: david cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 07-May-2018

Volver