wwww.paztotal.org
Defraudar a Dios.
Reflexion (Paz Total)

Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! Isaías 5:20

En algunas ocasiones hemos llegado a defraudar a las personas que tenemos muy cerca y aunque en el momento no lo tomamos en cuenta, podemos ver el dolor que causa en la otra persona, el haberle faltado a esa persona que amamos, el dolor quizás no tanto es por la acción o acto cometido sino por el hecho de haberle quedado mal a la persona que tanto apreciamos. Y cuantas veces defraudamos a Dios? A veces cuantas en el día? En cada momento tomamos decisiones que no están de acuerdo con la voluntad de Dios, dejamos al señor, buscamos a sus enemigos y nos aliamos con ellos, y a pesar de todo Dios sigue allí esperando, el da, el suple, el bendice, el prospera, pero nosotros nos aprovechamos de las situaciones para nuestro interés pero a penas podemos, mostramos entonces nuestra propia voluntad y tristemente no tenemos a Dios presente en lo que decidimos, y otra vez le defraudamos, día a día seguimos en lo mismo, vamos pisoteando sus leyes, separándonos de sus doctrinas y hasta llegamos a tocar fondo, pero aun nos hacemos llamar sus hijos o creyentes de él, cuando nuestro corazón está muy lejos de nuestro amoroso Dios, quien nos mira con tristeza, quizás con lagrimas de amor en sus ojos por la traición que cometemos a propósito y tan cotidianamente, y peor aun la consideramos sin culpa. Hasta cuando vacilareis entre dos opiniones, decía el gran profeta Elías al pueblo de Israel que a pesar de las inmensas bendiciones recibidas de Dios; del alimento, la cosecha, el agua y miles de bendiciones, salían al campo a agradecer a un dios pagano con holocaustos y ofrendas en vez de agradecer al único Dios verdadero, cuantas veces no agradecemos a los políticos, o le damos la honra a un familiar muerto, o a un santo popular, incluso a un espíritu demoniaco. Inclusive hasta agradecemos a esos por las bendiciones que provienen solo de Dios, cuando es el mismo Dios quien da, quien nos atiende, pero es más fácil prostituirse detrás de otros dioses falsos que reconocer que todo lo bueno, todo lo que sucede en nuestras vidas viene tan solo de Dios, no importa porque medio envíe las bendiciones. Dios es misericordioso y paciente, sin embargo su amor y misericordia tiene un límite y el señor no contenderá para siempre con el ser humano, si hoy escuchamos su voz y venimos a él y le obedecemos, entonces alcanzaremos misericordia y perdón, pero si continuamos por el camino que llevamos es probable que nuestro amoroso Dios se retire de nosotros y nos deje bajo las consecuencias de nuestras propias decisiones y quien nos podrá librar de la culpa de nuestro pecado y sus consecuencias entonces? No defraudemos a Dios, es mejor defraudar a nuestros amigos, a nuestros hijos, a nuestro jefe, incluso a los dirigentes del país, pero jamás defraudemos a Dios, ya que es de él de quien dependemos y es de el de quien proviene todo lo bueno y maravilloso que hoy podamos disfrutar.

Autor: david cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 08-May-2018

Volver