wwww.paztotal.org
Profecías del fin. (La historia universal certifica las profecías)
Reflexion (Paz Total)

Estuviste mirando hasta que una piedra fue cortada sin ayuda de manos, y golpeó la estatua en sus pies de hierro y de barro, y los desmenuzó. Daniel 2:34.

Las partes de la estatua vista por el rey Nabucodonosor eran o significaban etapas de los diferentes reinos de la tierra, desde la época del rey hasta nuestros días, e incluso al futuro, lo asombroso de la visión del rey era que no solo terminaba con la estatua, sino que después de la estatua estar parada vigorosamente en su propio poder, una piedra, no cortada con mano, sale rodando contra la estatua, a la que golpea en la parte más débil los pies de barro y hierro mezclados y toda la estatua cae al suelo y es desmenuzada y pulverizada, sin embargo la piedra, se convierte en un grande monte o reino para siempre jamás. Es decir que la profecía que recibió el rey y Daniel no solo abarcaba nuestra etapa humana sino incluso la roca representa el reino de Dios que al final del tiempo acabará con todos los reinos del mundo y establecerá un reino eterno que o será removido jamás. Dios le declaró al profeta Daniel que el destruiría todos estos reinos terrenales y establecería un reino nuevo dirigido por el mismo, y para confirmarle tal visión le dio otra visión con los mismas etapas pero de otra manera. Y en su segunda visión Daniel vio cuatro bestias espantosas que simbolizaban las mismas etapas de los reinos terrenales. Un león, un oso, un leopardo y una bestia espantosa, igual que en la otra visión, cada símbolo representaba un reino diferente, y la visión se esmera más en presentar al cuarto reino o poder, que sería representado por el imperio romano. En resumen la cabeza de oro así como la imagen del león representaba el reino babilónico el imperio gobernante cuando Daniel recibe las visiones, luego de ese reino tanto el pecho de plata como el oso representan a los medos y persas, el tercer reino representado por el bronce y el leopardo representan el reino griego o helenístico, y por último el cuarto reino, la bestia espantosa y temible y los pies de hierro de la estatua representan al imperio romano el cual se dividiría en varias partes, representando así al final del tiempo los pies de la estatua mezclados con barro y hierro y los diez cuernos de la bestia espantosa y temible. La historia comprueba que unos cuatrocientos años después de cristo el imperio romano se desmembró en unos diez reinos separados, lo asombroso de cada punto de comparación es que Dios sabía el final desde el principio y lo dio a los profetas para que cuando viéramos esta sucesión de eventos pudiésemos saber que Dios está al control de la historia y de los tiempos. Lo que quiere indicarnos cada profecía es que Dios sabe todo antes y los que buscan a Dios no tienen nada que temer, ya que Dios ya tiene un plan para sus hijos, hoy no tengas temor del futuro, confía en Dios conoce sus promesas y entiende que él es más poderoso que cualquier situación que puedas estar viviendo y al final es establecerá un reino perfecto y eterno donde no habrá más muerte ni llanto ni dolor ni temor, por las primeras cosas pasaron y todas son hechas nuevas.

Autor: david cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 26-Jun-2018

Volver