wwww.paztotal.org
Dios te ama, jamás lo olvides, y hoy sigue estando pendiente de ti!.
Reflexion (Paz Total)

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. Salmos 91:11

Salió a lavarse la cara en la mañana y luego de terminar de limpiarse el rostro fijo sus ojos alrededor de su casa y quedo pasmado, y paralizado, un ejército completo estaba llegando a la casa donde estaba y asumiendo sus posiciones para atacar se disponían a ingresar en la humilde casita, corriendo desesperado levanta al profeta de su cama y le da la trágica noticia de lo que está sucediendo, el profeta ya lo sabía y aun así estaba tranquilo en su aposento y permanecía calmado, como puede estar calmado un hijo de Dios cuando está pasando por semejante situación? Solo en Dios hay completa paz y tranquilidad a pesar de las diferentes situaciones que estén sucediendo. El profeta calma el corazón angustiado de su siervo y le dice; tranquilo, no te preocupes, mas son los que están con nosotros que en contra. El siervo no se calma con tal respuesta, así como muchos de los desesperados hoy no creemos cuando alguien nos dice; tranquilo, Dios nos va a ayudar. Pero si era verdad que Dios estaba con ellos, por eso el profeta tuvo que orar a Dios, no por ayuda, por ya que la tenían, sino para que abriera los ojos de su siervo y pudiera ver el cuidado de Dios, una vez que el profeta oró el siervo salió nuevamente afuera y pudo ver a un ejército incontable rodeando la casa con carros de fuego, listos para enfrentar al ejercito opositor que venía en contra de ellos. Nuestro Dios es poderoso y sus ángeles están dispuestos a ayudar a sus hijos necesitados, si tu eres uno de esos hijos, no temas Dios está aquí, aunque no lo veas, él está listo para ayudarte, solo tienes que creer y pedirle a Dios que te abra los ojos para que puedas ver que mas son los que están con nosotros que en contra. De lo único que no debemos dudar jamás es del cuidado de Dios por nosotros. Siempre el señor esta allí dispuesto por nosotros y para nosotros y aunque nuestro corazón desfallezca a causa de la necesidad o del sufrimiento que podamos estar pasando, Dios sigue estando presente por su pueblo. Nuestros caminos pueden parecer difíciles y nuestra necesidad abrumadora, pero el señor nos sigue cuidando, nos sigue bendiciendo y sigue siendo Dios poderoso. Si hoy en la hora de la prueba sientes que ya no puede más, levanta tus ojos al cielo y pídele al señor que te abra los ojos para que puedas ver su cuidado por ti, él sigue siendo poderoso y no te dejará jamás.

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 31-Jul-2018

Volver