wwww.paztotal.org
El premio de servir
Reflexion (Paz Total)

A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho se le volverá a pagar. Proverbios 19:17.

Cuando hagas comida o cena, dijo Cristo no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; no sea que ellos a su vez te vuelvan a invitar y seas recompensado. Mas cuando hagas banquete llama a los pobres, los mancos, los cojos, y los ciegos; y serás bienaventurado, porque ellos no te pueden recompensar, pero serás recompensado en la resurrección de los justos (Lucas 14:12-14) Con estas palabras Cristo establece un contraste entre las prácticas egoístas del mundo y el ministerio altruista del cual el mismo ha dado un ejemplo con su propia vida. Ayudar al pobre y al necesitado no ofrece ningún premio de ganancia o de reconocimiento mundanales, quizás ni siquiera un gracias se escuchará, pero el señor afirma que el que obre de esta manera será recompensado grandemente en la resurrección de los justos. Entonces allí los frutos de cada uno quien obro de esta forma se harán manifiestos y cada cual segara o recogerá aquello que sembró mientras tuvo la oportunidad. Este pensamiento debería ser el estimulo y ánimo para cada persona que se hace llamar creyente o cristiano. En esta vida el trabajo hecho para Dios pareciera no recibir frutos. Nuestros esfuerzos para hacer el bien pueden ser arduos, cansones y constantes, y es posible que no se nos permita ver los resultados en esta tierra, y que el esfuerzo pueda parecer infructuoso o sin sentido, pero el salvador del mundo asegura que esta obra es apreciadísima por el cielo y la recompensa es segura. “No nos cansemos pues de hacer el bien, porque a su tiempo segaremos si no desmayamos” Gálatas 6:9

Autor: Ellen G. White (Testimonios para la iglesia tomo 6, Pág. 309)

Fecha de Publicación: 15-Aug-2018

Volver