wwww.paztotal.org
Los planes de Dios o los míos?
Reflexion (Paz Total)

Encomienda al sur tus obras y tus planes tendrán éxito. Proverbios 16:3

Un apreciado amigo tenía que viajar a una conferencia internacional relacionada con su trabajo y desde el comienzo todo parecía estar difícil, a pocos días del evento, no tenía pasaporte aun, el tramite se había retardado, y cuando parecía cancelado el viaje llegó el pasaporte a solo tres días del evento, así que fue a retirar el documento y ese mismo día decidió hacer la solicitud de la visa para ingresar al país donde se dirigía, ya que el evento comenzaba casi de inmediato, ya tenía reservaciones del vuelo, así que con poco tiempo se aventuró a intentar lo imposible, hizo la larga fila desde temprano y cuando estaba a punto de llegar para ser atendido, a solo dos personas, cerraron la oficina y lo dejaron sin la posibilidad de obtener la visa. Preocupado y triste se regresó a casa pensando en haber estado tan cerca y al final quedo tan lejos, se preguntaba y le preguntaba a Dios, porque señor? Si sabes el propósito del viaje, y así un sinfín de cosas afectaron sus pensamientos ese fin de semana, resignado dejo todo en las manos de Dios aunque no estaba del todo satisfecho, pero el lunes decidió intentarlo otra vez, una vez en la oficina de visas el día lunes le otorgaron de buena manera la visa, pudo conseguir un nuevo vuelo que había sido cancelado por otro pasajero directo a su destino y sin escalas, también se entero que habían reglamentos nuevos con la tarjeta de crédito de viajero que resolvió antes de viajar. Que paso antes? Indagando después por el retraso se dio cuenta que si hubiese viajado antes cuando el tenia todo planeado, el avión hubiese realizado escala en un país donde el no tenia visa para ingresar, además recién se habían cambiado los planes de uso de las tarjetas de crédito de viajero, de manera que si hubiera podido viajar según sus planes hubiese pasado necesidades y penurias porque hubiese llegado sin dinero en la tarjeta de crédito, pero con lo que fue un aparente retraso, fue la provisión de Dios para llevarlo y traerlo con bien. Alabado sea el nombre Dios quien tiene planes superiores para nosotros que los que nosotros podemos trazar, si hoy el plan o el anhelo que tienes no se cumple, no te aflijas, los planes de Dios son mejores que los de nosotros, el nos ama, y si nosotros le amamos a él y hacemos su voluntad, el siempre procurará para nosotros solo lo mejor así como el buen padre sabe que es lo mejor para nosotros. Si tus planes no se cumplen alégrate en el señor, porque se cumplirán los del señor y los de él siempre son mejores que los de nosotros.

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 24-Aug-2018

Volver