wwww.paztotal.org
Hay cosas que no logro entender.
Reflexion (Paz Total)

Y cuando los seres vivientes andaban, las ruedas se movían con ellos. Y cuando los seres vivientes se levantaban de la tierra, las ruedas también se levantaban Ezequiel 1:19

El libro de Ezequiel narra una visión que Dios le mostró acerca de su trono y de gran gloria; “Miré a los seres vivientes, y he aquí, había una rueda en la tierra junto a cada uno de los seres vivientes de cuatro caras. El aspecto de las ruedas y su hechura era como el brillo del crisólito, y las cuatro tenían la misma forma; su aspecto y su hechura eran como si una rueda estuviera dentro de la otra rueda. Cuando andaban, se movían en las cuatro direcciones, sin volverse cuando andaban. Sus aros eran altos e imponentes, y los aros de las cuatro estaban llenos de ojos alrededor…” La narración de los hechos que el señor le mostró al profeta Ezequiel detallan unos rasgos de la grandeza de Dios inentendibles por los seres humanos, sin embargo llama la atención del profeta Ezequiel unas ruedas impresionantes, que se movían solo hacia delante y estaban diseñadas de un material extraño, además en el movimiento de las ruedas parecían chocar entre ellas pero nunca se tocaban y parecían estar una dentro de la otra, esta visión contemplada viene acompañada de una explicación de lo que habría de suceder en el futuro cercano al pueblo que para ese momento estaba cautivo, y los escritores y comentadores bíblicos llegan a la conclusión de que el significado de las ruedas denota que el señor tiene el control de cada evento que sucede y que él es el único quien se reserva el derecho de desenmarañar o aclarar los acontecimientos futuros. Hay cosas que no podemos entender hoy en nuestra vida, así como lo que observaba el profeta, para él no tenía sentido y era todo ilógico, pero aunque lo que observaba era insólito para él y parecía fuera de lo entendible, muchas de las cosas que están sucediendo hoy muestran que pareciera no haber principio o fin de los problemas o situaciones, como se va a arreglar esto tan dañado, pero la buena noticia es; el mismo Dios que vio Ezequiel sentado en su trono, es el mismo Dios que desenlaza el futuro, que resuelve los misterios y nos llevará a feliz término aunque no entendamos nada de lo que sucede a nuestro alrededor. Dios está al control y él sabrá cuando, el sabrá de que manera y lo hará cuando así lo desee, mi trabajo es confiar en el plenamente y si tengo temor del futuro y del presente, me afianzo mas en él y cierro los ojos dejando que él me lleve en sus brazos a puerto seguro. Espera y confía en el señor, el sigue siendo el mismo y poderoso Dios, y aunque yo no entienda o comprenda que sucede, no te preocupes, es Dios quien va manejando.

Autor: David Cedeño

Fecha de Publicación: 13-Sep-2018

Volver