wwww.paztotal.org
Carta a una mujer valiosa (solo debe ser leída por ella).
Reflexion (Paz Total)

Y de la costilla que el SEÑOR Dios había tomado del hombre, formó una mujer y la trajo al hombre. Génesis 2:22

Querida mujer quisiera recordarte cuan valiosa eres tú, creada por la mano de Dios, todas las partes de tu cuerpo sin excepción creadas con delicada precisión, formada a partir de la costilla de un hombre, no de los huesos de un perro u otro animal, sino de los huesos del hombre, y no de los huesos de los pies para ser pisoteada, sino de la costilla cerca del corazón, todo para ser amada, tu valor lo define quien te hizo, no la ropa, el perfume, los adornos, tu cuenta bancaria o el carro que tienes, sino lo valiosa que eres lo define quien te hizo, y ese él quien más te ama; solo el debe ser tu gran amor; Dios. Nunca olvides que nadie tiene derecho a maltratarte o humillarte, o a hacerte sentir menos, por no tener bienes o recursos, o belleza física que tan solo es temporal, Dios te hizo desnuda, es decir sin nada material y aun así eres valiosa, valiosa por quien te hizo, hermosa porque fuiste hecha a imagen de Dios, aunque seas diferente de las demás, tu belleza no tiene que ser la que dictan las revistas de modas, sino lo único que Dios considera bello en el mundo que es el carácter, procura embellecer mas tu vida, siendo amable, generosa, bondadosa y especial, mas no con joyas, peinados u operaciones que no pueden mejorar tu carácter. No te amarres a ningún hombre que tan solo quiera o anhele tu belleza física o el placer que puede recibir de ti, porque tu valor no lo debe determinar el hombre que tienes al lado, sino que más bien debe ser un privilegio para el tener la mejor creación de Dios a su lado, así te diseño Dios, no te quites tu valor para agradar a otras mujeres inescrupulosas que quieren llevarte a ser peores que ellas, ni mucho menos para ser el órgano sexual de algún hombre a quien no le interesas, busca el camino alto y recuerda de dónde has salido, no de una revista, no de la basura, no de ser la otra de alguien, sino de las mismas manos del Dios todopoderoso que hizo el cielo y la tierra, si algún momento dudas de tu valor, solo mírate en el espejo, no importa si tienes arrugas, manchas o cicatrices, esfuérzate por saber que en ese rostro mora la mujer que Dios creó y que muy pronto vendrá a buscar, esfuérzate por parecerte a tu creador, no compitas con otras mujeres, tú no tienes comparación, jamás te compares con nadie, ni con las actrices de la televisión, ni con tu vecina siquiera, deja que tu carácter muestre la imagen de Dios en tu vida, este debe ser tu mejor tratamiento de belleza. Tu valor excede todo valor humano, no te conformes con migajas, esfuérzate por ser mejor cada día y por saber y tener la seguridad de que nada material te dará más valor que un carácter como el de Dios, que el esfuerzo de hoy sea para lograr ese objetivo, vivir como la hija amada de Dios, como su tesoro mas especial. Dios te dice hoy; mi tesoro eres tú, yo te cree y te hice por amor de mi nombre. Hoy no necesitas lucir ninguna prenda, tan solo ilumina hoy al mundo con tu sonrisa, reconociendo cuan valiosa eres tú en todo el universo, fuiste creada por Dios.

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 25-Oct-2018

Volver