wwww.paztotal.org
Reflexion (Paz Total)
Nunca dejes de orar por tus hijos.
Ver a los hijos crecer es asombroso, el tiempo pasa tan rápido y casi pareciera que fue ayer cuando estaban pequeñitos en nuestros brazos, ya recordamos con cariño como el tiempo va pasando y nos duele aceptar que están creciendo o que ya crecieron e hicieron sus vidas, algunos aun bajo nuestro cuidado otros ya bajo su propia responsabilidad, pero de una forma u otra estén en la casa pequeños o ya grandes y con su vida hecha, hay una realidad innegable, son nuestros hijos y los amamos como el primer día que los vimos o mejor aun desde el vientre, y quizás hay muchas cosas que no podemos hacer ahora, muchas situaciones que no podemos cambiar, pero lo que si podemos hacer es nunca dejar de pedir a Dios por ellos, Dios nunca dejará sin contestar una oración intercesora por nuestros hijos, y en el momento final de la historia humana, son esas oraciones las que mantendrán a nuestros hijos enfocados y salvo de todas las situaciones y circunstancias que han de suceder. Nunca dejes de orar por tus hijos, más que comprarle cosas o darle cosas, nunca te canses de interceder ante Dios por ellos, ese es el mejor regalo que le puedes dar, la compañía de Dios en sus vidas debe ser nuestra prioridad como padres aun desde pequeños, no pierdas tiempo hoy, dedica unos minutos a pedirle a Dios que cuide, prospere y guie a tus hijos al camino correcto, esto dará grandes frutos aunque tú no puedas llegar a verlos. Recuerda, nunca te canses de pedir a Dios por lo que más amas; tus hijos.
David rogó a Dios por el niño; y ayunó, y fue y pasó la noche acostado en el suelo. 2 Samuel 12:16

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 21-Jan-2019

Volver