wwww.paztotal.org
Reflexion (Paz Total)
Damos lo que tenemos.
Cuando llega el momento de compartir solo podemos dar lo que tenemos, nadie puede dar nada que no tenga, y es por eso que muchos no aportamos nada, porque nuestra vida está vacía. Cuando Jesus estaba reunido con los discípulos y una multitud de personas le estaban escuchando, Jesus motivo a sus discípulos que alimentaran a la gente, ellos se abrumaron por tal petición y respondieron, no tenemos como darle comida a esta gente, son demasiados, ni el salario de tanto tiempo nos alcanzaría para alimentarlos, de acuerdo al relato bíblico eran más de cinco mil hombres sin contar las mujeres y los niños, es decir eran bastantes, y cuando tuvieron hambre, los discípulos de Jesus perdieron toda esperanza de darles los alimentos porque ellos no tenían nada para compartir. La motivación de Jesus parecí absurda, pero era una invitación a que ellos buscaran en la fuente, a él mismo, al salvador, todo el que se acerca a Jesus tiene algo para dar, de hecho alguien quien tenía apenas unos panes y peces para su almuerzo decidió compartirlo con la multitud, pero que bien podría hacer cinco panes y dos peces para una multitud tan enorme? En las manos de Dios lo poco es mucho, lo mínimo es infinito, el relato continúa afirmando que Cristo bendijo los alimentos, los partió y al instante el alimento se multiplicó alcanzando para alimentar a una inmensa multitud y sobrando aun doce cestas llenas de alimento. En Jesus lo poco se convierte en mucho, y quien se acerca a él encuentra lo que necesita, hoy se nos invita a compartir también como en ese momento y podremos decir como los discípulos dijeron; no tenemos nada para dar, pero si ponemos lo poco que tenemos en las manos de Dios, eso poco se multiplicará, alcanzará para nosotros y para compartir y sobrará inclusive, prueba y confía en la bondad de Dios y comienza a ser bendición también para otros, comienza a compartir la esperanza que Dios te ha dado.
Él les dijo: Dadles vosotros de comer. Y dijeron ellos: No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud. Lucas 9:13

Autor: David Cedeño

Fecha de PublicaciĆ³n: 06-Feb-2019

Volver